Verano sin permanencias

Durante los meses de julio y agosto no tendremos los puntos de información semanal permanentes.

Aun así, si desean contactar con nosotros pueden escribirnos al correo electrónico, y seguro que nos organizamos para que alguna persona pueda atender a los intereses de quienes demanden. Estaremos de vuelta a mitad de septiembre con las permanencias semanales y con las diversas presentaciones.

¡Feliz verano!

Ética y bancarización de las cajas

Etica y bancarización de las Cajas

Las cajas de ahorros, han necesitado y necesitan aumentar sus recursos propios y al no tener accionistas (en la práctica son fundaciones), no es posible ampliar capital social y por ello, para resolver las dos grandes agujeros de la crisis (situación de la morosidad y la entrega de activos inmobiliarios como pago de préstamos) las dos posibilidades que se han utilizado son la bancarización y las fusiones, o procesos combinados como el de Banca Cívica (SIP) que van a dañar un modelo que debería ser mucho más generador de riqueza social, alternativa que sí presenta la Banca Etica.

La sociedad civil a través de las ONG´s y sus redes están reclamado el apoyo a éste nuevo modelo de banca social, mucho más transparente y participativa, demostrando  por otro lado, la falta de ética de Banca Cívica, al poseer inversiones en la rentabilísima pero injusta (y detestable socialmente) industria armamentística, inversiones que por supuesto se sitúan fuera de la capacidad de decisión de sus clientes sobre la obra social (sólo un 25 %-30% del beneficio total). Un enorme esfuerzo en marketing oculta una realidad que debería haber concedido mucho más poder de decisión a los clientes sobre las inversiones de la obra social y ahora no vienen buenos tiempos…

A los temas de falta de ética de muchas de las decisiones sobre la obra social le tenemos que sumar el riesgo del proceso de bancarización al que estamos asistiendo, consistente en transformar las cajas de ahorros en sociedades anónimas, ingresando dinero procedente de la colocación de las acciones en el mercado. En éste punto nos atemoriza la pérdida definitiva de la obra social de las cajas, haciendo así caminar hacia la exclusión bancaria a la parte de la población con menor renta, que no sería objeto de interés para las cajas, por su escasa rentabilidad. Por el contrario, bancas éticas y cooperativas como Fiare garantizan el derecho al crédito a colectivos excluídos por el sistema financiero comercial . Y que no nos lleven a engaño, las cajas han aumentado las cantidades destinadas a obra social, pero (y éste es el quid de la cuestión) han reducido el % destinado a obra social respecto de sus (hasta hace dos años) crecientes beneficios.

Actualmente Banca Cívica es un SIP (Sistema Integrado de Protección). Bajo ésta forma jurídica, sí parece que se salvaguardarán las sedes sociales y fiscales, el ámbito de actuación crediticio y la decisión sobre la obra social de cada caja participante, asegurando la vinculación a cada comunidad, pero se va a poner en manos de accionistas privados unos recursos que van a ser especulativos, búscando de nuevo rentabilidad …más de lo mismo, sin cambiar el grueso del modelo de negocio causante de la crisis financiera.

El SIP Banca Civica se ha presentado como un banco de cajas de ahorro, es decir que se ha creado un banco que dirige el proceso. Hubiera sido deseable que se evitase este supuesto, y se permita a las cajas de ahorros ejecutar un contrato de SIP sin acudir a la naturaleza bancaria, reconociendo a la agrupación de cajas como una fórmula válida que al menos hubiera mantenido su obra social.

Fernando Larraza Uribarrena

Finanzas éticas Setem

DNI 29155393H